Las Reacciones de las Personas en un Simple Juego de Mesa

Posted: viernes, 20 de noviembre de 2009

Es siempre riesgoso jugar juegos de mesa con buenos amigos, ya que la gente con dados en sus manos, gente buena, gente afable, puede transformarse. Es por eso que un simple juego de mesa puede ayudar a evaluar a una o a varias personas, conocer su personalidad.

Tomemos al Monopoly, por ejemplo. Al principio es todo alegría y diversión. Todos tienen dinero, y compran propiedades. Pero luego comienza la carrera por ver cómo quitarle el dinero a los demás. Algunos intentan no perjudicar al otro, dan vueltas por el tablero para tratar de divertirse; pero otros no, otros dejan salir lo peor de sí con tal de ganar.

Están los que se simpatizan por sus oponentes ganen o pierdan, se divierten, y están quienes se enojan al perder, y se mofan del otro al ganar.

Están los competitivos, pero comprensivos, que quieren ganar, por supuesto, pero no se ponen de mal humor cuando pierden, ni se ríen en la cara de a quien le ganan.

Están los que sólo quieren divertirse, y no les importa si ganan o pierden, son los que no se suelen preocupar si el juego no llega a su fin. También suelen ser los que sufren el aprovechamiento de los más competitivos.

Y por último, los que comienzan bien, pero que terminan enojándose e incluso gritando si les va mal, y se burlan de los demás cuando ganan.

Tomado de la web depsicologia.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Contáctame desde este sitio


Tu Nombre
Tu Correo
Asunto
Mensaje

Se ha producido un error en este gadget.